Deja un comentario

Fue noticia: Feria de Tarbes

feria tarbes

El pasado 21 de abril el ACC asistió a la BOURSE D’ÉCHANGE 2018 DE TARBES (34 ÈME). Se trata de una de las ferias más emblemáticas del suroeste de Francia que hace gala de su buena y cálida acogida por parte de los aficionados.

Los socios participantes madrugaron para estar a las 6:30 de la mañana en la Sede del Club (Avenida del Cantábrico). Para el traslado, el ACC organizó un autobús que llevaría a los socios a Tarbes en un viaje de aproximadamente 3h.

Ya allí, coches antiguos, motocicletas, tractores, automobilia, esperaban a los visitantes en el Centro de Exposiciones Bd Kennedy de TARBES.

Como ya es costumbre, más de 200 expositores venidos de toda Francia y del extranjero expusieron tanto su conocimiento, acumulado de la experiencia, como sus productos; lo que auguraba un rotundo éxito a este evento.

Para los entusiastas de la restauración de vehículos de época, encontrar la pieza de origen o remanufacturada fue una tarea relativamente fácil ya que, tanto en el interior como en el exterior los comerciantes exponían sus productos en más de 2.000 metros lineales.

También estaban representadas las colecciones de miniaturas, juguetes antiguos, documentación relativa a los vehículos antiguos que hicieron las delicias de jóvenes y mayores.

En el pabellón 2, se mostró una excepcional exposición de vehículos antiguos, coches, motocicletas, camiones de bomberos, tractores, etc.

Además, este año la marca Renault celebraba el 120 aniversario, así como otras marcas que soplaron 70 velas.

También es costumbre contar con un sorteo al azar. En esta ocasión, el primer premio fue un magnífico Simca 1301 de 1969 por sólo un ticket de 2€.

Para el avituallamiento, se pudo elegir entre el restaurante Park o en el bar del pabellón 1.

En el exterior había una zona de aparcamiento reservada a los visitantes que llevaran rodando su clásico.

Finalmente, siendo la hora del regreso, todos de vuelta al autobús mientras se comentaba lo allí vivido.

Deja un comentario

Fue noticia: Visita a Labraza

ACC. Labraza

El pasado 15 de abril el Araba Classic Club y un nutrido número de socios se concentraron en la sede del club para realizar una visita a Labraza. La verdad es que merece visitarla por muchas razones según nos relata el guía gran conocedor de su historia y, además, habitante del pueblo.

Es la villa fortificada más pequeña del País Vasco y, según el Círculo Internacional de Ciudades Amuralladas, que tiene pinta de saber de estas cosas, reconoció en 2008 con la concesión del Premio Mundial de Ciudades Amuralladas. La conservación de la misma la gestiona la Diputación Foral de Álava.

Desde su posición dominante entre los arroyos Labraza y Valdevarón, la villa cuenta con una privilegiada panorámica sobre la cuenca del río Ebro.

Labraza se estructura en tres calles, estrechas, con pasadizos y placitas. Las casas, reformadas o en ruinas, son en su mayoría del siglo XVI, renacentistas. Aún conservan sus bodegas en el subsuelo de la villa

Los muros defensivos que la rodean fueron levantados en la última década del siglo XII. Se mantienen en un estado envidiable debido a la acción de los vecinos del pueblo, que durante generaciones la han ido convirtiendo en su hogar.

En esas paredes de dos metros y medio de grosor, se han ido abriendo ventanas, neveras en las que conservar los alimentos, etc., siendo hoy sus viviendas….

En esa pequeña superficie, no mucho mayor que un campo de fútbol, alberga cuatro torreones, un alcázar, almenas, pasadizos y túneles secretos, saeteras, pasos de ronda…

Reúne todos los elementos para convertirse en un parque temático o un set de rodaje del Medievo.

La iglesia de San Miguel, del siglo XVI, pero remodelada posteriormente, domina el casco urbano… Lo primero que el ojo del visitante se fija es en los arcos que enmarcan las viejas puertas de madera casi petrificada, en los escudos heráldicos, en las piedras de sillería… imponentes, que cumplen su función estando donde deben estar.

Dice la leyenda que un alma en pena deambula por sus callejuelas. Se trata del alma de Pedro Ferrand, un sacerdote “labraceño” asesinado en 1522 en circunstancias extrañas. Una lápida lo recuerda de forma siniestra.

Existe la antigua posada, situada en una mínima y encantadora placita, En tres zancadas se llega a la portada sur que se alza majestuosa.

Con esto concluyó la visita.

Se dio tiempo para callejear todavía un rato, dar varias vueltas al pueblo y descubrir pacientemente los muchos secretos que esconde como …

La Fuente del Moro, del siglo XIV, en cuyo interior encontramos un caño decorado con un rostro moruno. Esta fuente, excavada en la ladera sur de la muralla, contaba con un pasadizo que la atravesaba y que probablemente fuera utilizado para entrar o salir en caso de asedio.

Finalmente, y ya acercándose la hora de comer, todos a sus vehículos ya que el emplazamiento del restaurante estaba en otro lugar.

Buena comida de rancho para llenar bien la panza, tertulia y regreso a casa después de una jornada interesante por lo allí vivido.

Deja un comentario

Fue noticia: Visita a Tobera y Frias

Frias-1

El pasado 11 de marzo el Araba Classic Club y un nutrido número de socios se concentraron en la sede del club para realizar esta visita. Por parte de varios socios había muchas ganas de conocer Tobera y sus cascadas y la ciudad de Frías.

Estas localidades pertenecen a la comarca burgalesa de Las Merindades, una zona plagada de pueblitos con encanto, paisajes naturales alucinantes, ermitas románicas y castillos de cuento.

El primer destino fue Quintana Martin Galíndez, donde paramos para almorzar en una taberna de dicho pueblo.

Ya con el estómago lleno, continuamos hasta las cascadas de Tobera.

Se escuchaba el sonido del agua, se respiraba frescura proveniente del verdor del camino… un paseo por el pueblo, que es de lo más tranquilo y acogedor. Un rato que se hizo corto pero muy gratificante.

Se continuó nuestro camino al siguiente destino que estaba a tal sólo 3 kilómetros. La ciudad más pequeña de España. Uno de los 10 pueblos más bonitos de España.

Dejamos los coches aparcados frente a la oficina de turismo, en la explanada del viejo castillo. A continuación, dio comienzo la visita.

Un poco de historia.

Desde una gran campa de césped en lo alto de la muralla de “La Muela” que ejerce de mirador, se encuentran 2 construcciones de gran importancia: La Iglesia de San Vicente y el Castillo de los Duques de Frías.

La iglesia de San Vicente está ubicada en lo más alto de Frías junto a un cortado, lo que hace de este emplazamiento un lugar muy singular con unas vistas espectaculares. Conserva pocos elementos originales de la anterior construcción románica. Tras el derrumbe de la torre que destruyó gran parte de la iglesia en 1.904, se construyó otra que mezcla de estilos. Un dato curioso es que lo que quedó de la portada románica original tras el desplome de la torre fue vendido al Museo de Claustros del Metropolitan de Nueva York para pagar parte de las obras de reconstrucción. Así que, para verlo hay que cruzar el Atlántico.

El castillo con su fortaleza se comenzó a construir en el S.X, y está situado sobre un peñón desde el que se contempla el Valle de Tobalina. Su torre del homenaje es el símbolo de la ciudad.

El puente medieval sobre el Ebro, otro de los monumentos de Frías. Es un puente de construcción romana que fue reconstruido varias veces durante la Edad Media. Por él pasa la calzada romana, una vía de comunicación muy importante en aquella época entre la Meseta y la costa Cantábrica.

Finalizada la visita, tiempo libre para disfrutar a tu antojo recorriendo el casco urbano comenzando por la Calle del Mercado. Un paseo para deleitarse con sus calles empedradas, sus casas tan cuidadas y todo con ese aire medieval que tranquilamente podría ser plató de rodaje para Juego de tronos.

Y, ya nos dio la hora de comer,

Buen ambiente como ya es habitual y hacia las 17h vuela a casa.

Deja un comentario

Fue noticia: Visita al Museo Etnográfico de Artziniega

ACC-Artziniega-6

El pasado 18 de febrero el Araba Classic Club y un nutrido número de socios se concentraron para realizar esta visita.

Eran las 9h 30 cuando se inició la marcha desde de la sede del club hacia Artziniega.
Ya en el pueblo y antes de iniciar la visita, un pequeño refrigerio obligatorio en estas salidas del club.

A continuación se inició la visita guiada al museo etnográfico, pieza clave de Artziniega. y gestionado por la Asociación Etnográfica Artea,

Un poco de historia.
Abrió sus puertas en 1984, tras varios años de intenso trabajo voluntario y colaboración popular, con el objetivo primordial de salvar un patrimonio cultural y la memoria de las generaciones que precedieron.

En el año 2003 la exposición fue trasladada al antiguo colegio de los Carmelitas, un edificio amplio y rehabilitado. Estructurado en dos plantas según las actividades humanas, la planta baja muestra la vida rural de la zona y la planta primera la vida urbana o de los ricos.

En sus 1700 m2 de exposición permanente reúne una serie de herramientas y objetos, fielmente ambientados, que reflejan la vida rural y urbana entre finales del siglo XIX y comienzos del XX..

Todo lo que se puede ver en el Museo está relacionado con el ser humano, sus creencias, su organización social y formas de vida. A lo largo de 17 salas, en visita guiada, se rememoran los oficios y costumbres de antaño, humanizando los objetos e interpretando los modos de vida de la época en una representación de 750 piezas

La visita al Museo de esta histórica villa alavesa, fundada en 1272, se puede completar con la del Santuario de la Virgen de la Encina que cuenta con un magnífico retablo gótico y con el paseo por las tres calles paralelas unidas entre sí por dos cantones de estilo Medieval. De la muralla sólo quedan restos visibles en la parte baja de algunas casas de la parte baja del casco histórico, y en la parte alta, en el paseo que recoge el casco por detrás de la Parroquia, siendo esta última zona la más visible del paseo de ronda.

La muestra se completa con otros 2.000 m2 en su exterior; donde una construcción moderna acoge exposiciones temporales y un anfiteatro al aire libre dará vida a diversas representaciones culturales.

Da gusto recorrer las dos plantas y disfrutar con tantos detalles, bien explicados y de forma muy cercana por parte de la guía. Una grata experiencia. Enhorabuena al personal que se encarga del museo y a toda la gente que ha donado material para que los demás lo disfrutemos.

La comida fue en el Restaurante la Encina. Una comida casera con un menú hecho a nuestra medida.
Buena tertulia entre amigos y socios.

Siendo las 17:00 recogida y vuelta a Vitoria.

 

Deja un comentario

Fue Noticia: ClassicAuto 2018

ClassicAuto Madrid 2018-4

El pasado 24 de febrero el ACC asistió, un año más, al salón del vehículo clásico por excelencia de Madrid.

Todos los socios participantes madrugaron para estar a las 6:30 de la mañana en el Palacio Europa. Desde allí partió el autobús fletado para la ocasión. Poco antes de las 11:00 ya estábamos en el recinto ferial.

Mucho ambiente festivo y los clásicos populares rodando sus galas por los alrededores. Además de los habituales Seat 600, Renault 4L o Fiat 1430, se han podido ver otras maravillas como el Jaguar E-Type, Alfa Romeo Giulietta Sprint, Lancia Fulvia y Beta, un Opel Manta i200 o Porsches 911 de todos los modelos.

Este año se ha apostado por nuevas propuestas como:

– La proyección de varios cortometrajes de clásicos de principios de siglo recuperados de la historia y cultura del cine español.

– El monográfico de motos todo terreno de cuna española que rescató ejemplares como las Ossa Desert 250, Fuego y Morini o las Bultaco Frontera, Matador o Enduro.

– La exposición de auténticas motos de carreras como la Suzuki RG500 de Sheene, varias 250 GP de los ochenta y noventa o las Derbi del campeonísimo Angel Nieto.

– Los coloquios de temas como la historia del automóvil eléctrico, el futuro de los ciclomotores, el G.P de España de F1 de 1968 o las motos todoterreno hechas en España.

– La restauración en directo del motor de un Porsche 911 clásico.

– El concurso de elegancia para clásicos previos a 1960, con los Pegaso Z-102 Serra y Touring o el bellísimo Ferrari 250 Pininfarina.

Porsche celebró el 70 cumpleaños.

El Renault Dauphine cumplió 60 años.

Mientras que el no menos popular Citroën 2CV ha llegado a los setenta.

La colección Cascos de Leyenda, presentaba cascos de los mejores pilotos de la historia: Agostini, NIeto, Phil Read, Hailwood…

Un año más no faltó el Car&Bike Corral, donde el público pudo poner a la venta su clásico. Comentar que el parking de clásicos estaba al hasta la bandera. Menos mal que la organización habilitó dos áreas de aparcamiento gratuitas junto al recinto ferial.

El Food & Drink Village que ofreció comida americana. No obstante, el bocadillo del mejor jamón español hizo las delicias de los asistentes.

Como ya es habitual, la representación de automobilia es una sección que gusta mucho a los aficionados a la búsqueda de recambios y accesorios para sus vehículos o simplemente una maqueta libro o recuerdo de su automóvil favorito.

Podríamos destacar el gran nivel de lo allí expuesto sobre ruedas, también nuevas propuestas y una multitud de amantes de los vehículos clásicos, hicieron de esta IX edición una de las mejores hasta la fecha.

Y, ya siendo las cinco de la tarde el autobús esperaba para la vuelta. Una parada por el camino y a las nueve de la noche llegada a Vitoria después de un maratoniano día muy gratificador.

Deja un comentario

Fue noticia: Visita a la Granja de Iturrieta

ACC- Iturrieta

El pasado 28 de enero el Araba Classic Club y un nutrido número de socios se concentraron para realizar esta bonita salida.

Eran las 9h 30 cuando se inició la marcha desde de la sede del club hacia el puerto de Opakua. Una densa niebla y un intenso frío acompañó a los participantes. Dejando Agurain atrás y subiendo el puerto de Opakua, la nieve acumulada de días anteriores hizo su presentación, a través de su manto blanco, sobre el paisaje de la montaña alavesa.

Y, a mil metros de altitud en Iturrieta, algo tan de aquí como la patata alcanza casi la perfección. Ese tubérculo imprescindible para la alimentación actual recupera esa categoría no reconocida pasando de lo ordinario a ser la reina, siendo merecedor no sólo de una granja exclusiva, sino de una iglesia, un txoko y un monumento al patatero. Siendo así que este conjunto extravagante aporta personalidad propia a esta centro de investigación.

Aunque presenta cierto aspecto de envejecimiento, es una construcción relativamente nueva, edificada en los años de esplendor franquista, cuando las iglesias eran inevitables como resultado de las buenas obras.

Sorprende pues, la presencia preferente de un pequeño templo, construido en mampostería y sillería. En su interior una réplica de la Virgen de Estibaliz. Junto a él, el monumento al patatero. Éste último es un vocablo al que la mala fe ha dado una connotación peyorativa. La placa bilingüe al pie del monumento, pretende ser un caluroso homenaje a este tubérculo y a sus productores.

Las instalaciones de la granja de investigación de la patata parecen languidecer con el paso del tiempo en pleno corazón de la Montaña alavesa. Sin embargo, esta explotación científica mantiene aún una cierta vitalidad a pesar de los vaivenes del los mercados europeos y la imposición de cultivos.

Cual es el secreto de su éxito? Pues las escasas probabilidades de aparición de virus en los campos donde se trabaja para lograr una patata de siembra de “superélite” debido principalmente a la altura.

Así fue como los participantes de esta salida lo han podido constatar.

De hecho, una de las sedes el instituto AZTI-CIMA, de los dos centros que se dedican a investigar sobre la patata en España, está muy presente en Iturrieta.

Después del almuerzo, consistente en empanadas de atún y carne, se hizo entrega de una placa como recuerdo de nuestra presencia a Manolo, nuestro guía y veterano conocedor de esta explotación científica.

Terminada la visita se tomó rumbo a Maeztu. Como era aún temprano, los participantes tuvieron tiempo de pasear por los alrededores del pueblo o departir animadamente mientras se tomaban el aperitivo.

Hacia las 14h 30 se dio paso al comedor del restaurante Izki donde se degustó una suculenta y cumplida comida en un ambiente distendido y cordial.

Siendo las 17h 15 se dio por finalizada la comida y por ende, esta salida, última de enero.

Deja un comentario

Fue noticia: Motorrak kalean 2018

5.jpg

El pasado 7 de enero el Araba Classic  Club, colaboró con una aportación, además de un vehículo de escolta, con el club hermanado de los SIN NORTE en la recogida solidaria de alimentos no perecederos.

A pesar de las inclemencias del tiempo y la nevada del día anterior, una treintena de motos y varios coches salieron muy de mañana desafiando al tiempo. Siguiendo el recorrido previsto por los bares colaboradores, se recogieron 550 kg. de alimentos no perecederos para el banco de alimentos. El dato fue aportado por el propio banco de alimentos.

Se esperaba que el frío hiciera mella en los participantes, pero ni se notó ya que se pasó una buena y divertida mañana entre amigos, amenizada con la estupenda música de la de BAD TRIP que lo dieron todo mientras se desplazaban subidos en el camión….

Sólo nos queda agradecer a todos aquellos que colaboraron altruistamente con la aportación de alimentos y a los que también habéis aportado vuestro otro granito de arena con vuestras motos.